‘Carnage’: un dios salvaje llevado a la pantalla grande

El más reciente filme de Roman Polanski adapta la obra de teatro ‘God of Carnage’ para explorar lo que yace por debajo de la cordialidad entre dos parejas.

Una pelea escolar entre dos niños hace que los padres de la víctima citen a los padres del victimario para
solucionar las cosas. Nancy y Alan Cowan (Kate Winslet y Christopher Waltz) visitan a Penelope y a Michael Longstreet (Jodie Foster y John C. Reilly) tras enterarse de que su hijo le rompió los dientes al pequeño Longstreet. Lo que comienza por ser una simple reunión para llegar a un acuerdo sobre los altercados, termina por convertirse en un caos de histeria, insultos y vómito. Polanski utiliza la cotidianidad como excusa para explorar los rincones más oscuros y agresivos de la naturaleza humana, no obstante, esta vez con un giro de comedia negra.

A diferencia de su trilogía del apartamento (‘Repulsion’, ‘Rosemary’s Baby’ y ‘The Tenant’) o de obras como ‘Chinatown’ y ‘El escritor fantasma’, Polanski le da un tratamiento humorístico a ‘Carnage’ sin dejar de abordar algunas de sus temáticas recurrentes: la agresión innata, la intrusión, la amenaza y la claustrofobia. Elementos como el departamento (en donde se desarrolla toda la película), la intrusión amenazante de la pareja Cowan y la histeria claustrofóbica que culmina en un vómito, remiten a varias escenas de la filmografía de Polanski.

Más adelante, al hacer que cada protagonista ejemplifique un estereotipo de la modernidad actual (Nancy una esposa trofeo, Alan un exitoso abogado, Penelope una escritora liberal y Michael un marido castrado) Polanski desvela poco a poco cómo las diferencias entre éstos adquieren un nivel de importancia desproporcionado una vez que se ven obligados a resolver un pequeño incidente. No cabe duda que para el director las apariencias son tan sólo la punta del iceberg. Lo que empieza por ser una pelea entre dos niños pasa a ser una riña entre parejas, una riña de géneros, una riña de tres contra uno y una riña de todos contra todos. El comportamiento civilizado pasa a segundo plano y el impulso animal se apropia por completo de los protagonistas.

‘Carnage’ se basa en la obra ganadora del Tony ‘God of Carnage’ de la escritora Yasmina Reza. Los elementos teatrales que permean el filme son innegables: la actuación declamatoria, el uso de una sola locación (el departamento), los diálogos explícitos y la delimitación del tiempo; factores que no estamos acostumbrados a ver en la pantalla grande.

Para algunos críticos se trata de una historia que únicamente funciona en el plano teatral, pues el filme se percibe de manera plana y artificial si la comparamos con las producciones multimillonarias que se han estrenado este año.

Distrito Global y The Movie Company te invitan a ver ‘Carnage’ y a opinar si funciona o no el nuevo largometraje de Roman Polanski.

Andrea Cerdá

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>