Con el #Debate132, el movimiento #YoSoy132 recupera su bandera de la democracia

Movimiento #YoSoy132:

Sus críticos tienen razón en al menos tres puntos.

- Es cierto que ayer se habló demasiado de Huicholes y de lenguas indígenas.

- Es cierto que las condiciones político-electorales permitieron que este debate se llevara a cabo. Sin un AMLO y una JVM tan lejos de EPN en las encuestas a dos semanas de las elecciones, otro gallo hubiera cantado. Hace dos meses, JVM le hizo el feo a Carmen Aristegui porque no quería debatir sin EPN.

-Es cierto que es imposible saber si las preguntas hubiesen sido “imparciales” si EPN hubiese asistido. No podemos asegurar que hubiera pasado. De todas maneras, a EPN lo cobarde no se lo quita nadie. Como a AMLO en el primer debate del IFE del 2006. No es que las condiciones ideales para debatir no sean importantes, pero un político demuestra su talante en situaciones adversas, no con un script patético y un falso lagrimeo al grabar un spot del día del padre.

#YoSoy132 con el debate recupera la que debió ser siempre su bandera siempre: la democracia. Ojalá ahora entiendan que su lugar es ser vigilantes de la democracia. Espero que atrás hayan quedado ya los lazos institucionales con partidos políticos (si una vez existieron). Espero que no intenten pelear las mil batallas, por un juicio político a Calderón o formar un frente en contra del “neoliberalismo”. El debate da autoridad moral al movimiento para seguir adelante y plantearse como una sólida agrupación de la sociedad civil involucrada con la salud democrática de México y por ende en contra de perversas prácticas mediáticas, entre otras. #YoSoy132 tendrá vida y fuerza mientras tenga sentido y sea congruente.

El formato del debate #YoSoy132 le quitó solemnidad a un ejercicio que debe ser todo salvo eso. Particularmente atractivas fueron los dos tercios finales del debate. Generaron nota. Han sido informativos y evidenciaron fortalezas y debilidades de los candidatos. Hubo nota cuando AMLO tuvo que deslindarse de Carlos Slim. Por cierto, sobre este último, único culpable de los problemas de transmisión del debate. Una muestra más de que impedir la competencia en el sector de las telecomunicaciones no solo impide su progreso sino que impacta directamente sobre la calidad de un servicio de internet que no vale lo que pagamos por él. Hubo nota cuando JVM habló de un gabinete integrado por personas con excelente reputación, como Elizondo, De la Calle y/o Sáizar.

Contrastamos las contradicciones ideológicas de una candidata de derecha a favor de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y un candidato de izquierda que no se compromete con ninguna agenda social que pueda dañar sus números… También escuchamos más a profundidad las propuestas sobre Pemex. En realidad en términos de objetivos, sin hacer cálculos macabros, todos tienen una agenda petrolera relativamente similar. Nos quedamos atónitos con la lejanía con la que se trata el tema de la legalización de las drogas mientras la máxima expresión del prohibicionismo acumula más de 60 000 muertos en 5 años…

El debate dejó muchas enseñanzas, desde el formato, hasta las propuestas como muchas otras cosas “de pasada”. Cosas buenas al final de cuentas. No sé ustedes pero ayer me quedé con ganas de ver a EPN fuera de su área de confort y en general con ganas de una democracia más a la #YoSoy132.

Gonzalo Escribano
Profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Iberoamericana
@gonzescribano

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>